Las semifinales de Champions ya están aquí, y los cuatro equipos que aún siguen en pie están terminando de concretar sus tácticas para estar presentes en la gran final de Kiev. Los jugadores se tienen que concentrar mucho en estas horas previas para lograr dicho objetivo. En todos los conjuntos encontramos a veteranos, habituados a esta clase de presión por su larga trayectoria. Sin embargo, Liverpool, Roma, Real Madrid y Bayern cuentan también con jóvenes talentos que quieren ayudar a su equipo a llegar a la gloria para consolidarse en la élite del futbol mundial.

Liverpool: La irrupción de Arnold

El Liverpool derrotó al poderoso Manchester City en dos memorables partidos que quedarán para la historia. El conjunto de Guardiola era claro favorito pero Klopp lo anuló tácticamente tanto en la ida como en la vuelta, haciendo valer la jerarquía europea de los reds. En el primer encuentro de dicha eliminatoria, en Anfield, nació una estrella: Alexander Arnold.

 

Con tan solo 19 años, está empezando a consolidarse en el once inicial de Klopp. Sus grandes actuaciones tanto en Premier League como en Champions le han llevado a estar en boca de todos. El joven lateral derecho fue fundamental en la victoria por 3-0 del Liverpool ante el Manchester City en los cuartos de final. En dicho partido, Arnold dejó seco a Sané, que no pudo conectar ninguna acción buena. Por dicha actuación, el británico fue nombrado MVP del partido.

 

Arnold, además, es una pieza clave en su equipo por lo que representa. Nació en Liverpool y ha vivido allí toda su vida, por lo que ha establecido un fuerte vínculo con la entidad ‘red’, de él nunca se podrá dudar de su compromiso con el equipo. Si sigue con este crecimiento y no escucha la siempre tentadora llamada del dinero, Arnold podría llegar a ser un gran símbolo para la ciudad como lo fue en su día la leyenda Steven Gerrard y volver a llevar al Liverpool a la gloria. Hoy tiene su primera oportunidad contra la Roma.

 

La apuesta de Klopp por Arnold ha resultado muy exitosa / SkySports

 

Roma: Ünder, Schick y Pellegrini

La Roma es la gran sorpresa de esta edición de la Champions League. El conjunto italiano ha logrado clasificarse para semifinales tras 30 años sin hacerlo, y lo ha conseguido cargándose a todo un Barcelona, que era uno de los favoritos para llevarse el título. Este impresionante éxito ha sido posible gracias a un sólido bloque de veteranos comandado por figuras como Fazio, De Rossi y Dzeko. Sin embargo, en la Roma también empiezan a despuntar jóvenes talentos.

Los delanteros Ünder y Schick, con 20 y 21 años respectivamente, están llamados a ser los herederos del veterano Dzeko, titular indiscutible en el equipo. Sin embargo, su avanzada edad obliga a pensar ya en un sustituto, por eso Monchi decidió incorporar al turco y al checo este verano. Su rendimiento en la Serie A está siendo muy positivo y va al alza, algo de lo que el director técnico está muy orgulloso. Ambos fueron artífices de la histórica noche en que los romanos derribaron el imperio azulgrana.

Pellegrini, por su lado, es un talentoso mediocampista romano que sigue los pasos de la leyenda del conjunto italiano Totti. A sus 21 años, su presencia en los onces de Di Francesco es cada vez más elevada y en la mayoría de ellas deja numerosos destellos de calidad que demuestran el gran jugador que es.

 

La magia de Ünder puede ser decisiva en el choque ante el Liverpool / Paolo Bruno – Getty Images

 

Bayern: Rudy, Süle, Coman… y Kimmich

El conjunto bávaro está formado por un sólido bloque de veteranos. Comandado por leyendas como Neuer, Robben y Ribery. Sin embargo, Heynckes cuenta también con talentosos jóvenes que le han salvado en varias ocasiones. Tanto el pívote defensivo Rudy, el central Süle como el extremo Coman han demostrado su talento en sus apariciones tanto en Bundesliga como en Champions, normalmente como revulsivos. Los tres son suplentes de muchas garantías que aportan mucho al juego de su equipo y a los que Heynckes puede recurrir en cualquier momento sin miedo a que le fallen. Los tres pueden ser los pilares del nuevo Bayern.

 

Dentro de este grupo de jóvenes talentos, hay uno que merece mención aparte: Joshua Kimmich. A sus 23 años es ya un fijo para Heynckes dada su asombrosa calidad. Siguiendo los pasos de Lahm, es un lateral derecho con unas capacidades defensivas inmensas y un talento en ataque que le convierte en un habitual problema para la defensa rival. Su versatilidad es su gran arma, ya que puede ejercer también de mediocentro o de defensa central.

Guardiola reconvirtió a Kimmich en un lateral de primer nivel / Bundesliga

Real Madrid: Marco Asensio y Lucas Vázquez

El conjunto blanco está plagado de estrellas, leyendas del fútbol cuyos nombres quedaran para la historia, que han llevado a su equipo a tocar la gloria europea dos años seguidos con la latente opción de una tercera. Sin embargo, este éxito no hubiera sido posible sin la inestimable colaboración de Asensio y Lucas, que han salvado al Madrid en incontables ocasiones.

 

No son titulares para Zidane pero cuando salen del banquillo revolucionan el partido y le dan un ritmo completamente diferente. Pueden desencallar cualquier situación para sacar adelante al Real Madrid. La falta de minutos en algunos tramos de la temporada no ha provocado malestar en ellos, ya que para reivindicarse suelen hablar en el campo. Su gran talento y perseverancia pueden llevarles a marcar otra época dorada en el conjunto blanco.

 

Asensio se ha erigido como una de las grandes figuras del futbol español / REAL MADRID