Atrás quedan ya nombres como Muhammad Ali, George Foreman o Joe Frazier, miembros de la edad de oro de los pesos pesados del boxeo. Una etapa difícilmente repetible. Tras ellos, el deporte vivió una creciente y progresiva tendencia hacia la ‘moda’ de los pesos welter (66 kg), llegando a su máxima expresión con el combate Mayweather-Pacquiao. Ahora, por el contrario, es el británico Anthony Joshua el que acapara todos los focos, con pretensiones de devolver la ‘categoría reina’ al lugar que se merece.

 

El palmarés del boxeador, nacido en Watford en 1989, es envidiable a su corta edad. Poco importó que hasta los 18 años no hubiera tenido casi ningún tipo de entrenamiento. Los cerca de dos metros de altura y un imponente físico fueron más que suficientes para empezar con buen pie en el complicado mundo del boxeo.  A partir de entonces, su rápido crecimiento técnico le valió para formar parte del equipo olímpico británico, llegando a ganar sorprendentemente la medalla de oro en las Olimpiadas de Londres 2012.

 

 

Fue un año más tarde cuando dio el paso al boxeo profesional. Desde entonces, su paso ha sido arrollador: 21 combates ganados, 0 perdidos. Pero, sobre todo, cabe destacar el modo en que lo ha conseguido. Su potencia muscular inconmensurable ha hecho besar la lona a 20 de sus oponentes por la vía del cloroformo. Actualmente ostenta cuatro de los cinco cinturones de su categoría (AMB, FIB, OIB y OMB), y tiene hambre de más.

 

Anthony Josua se bañó en oro en los JJOO de Londres 2012 / BBC

 

Su última víctima: Joseph Parker. El pasado 31 de marzo, Joshua se enfrentó en el Principality Stadium de Cardiff a un invicto hasta la fecha (24-0). El neozelandés de ascendencia maorí, campeón de la Organización Mundial (OMB), no le puso las cosas fáciles al británico. De hecho, fue el único en poder aguantarle los 12 rounds sin nocaut alguno. Un técnico Joshua lanzaba su jab de izquierdas para mantener a distancia a su impetuoso contrincante. Le bastó con controlar el centro del cuadrilátero y sacar sus puños en los momentos adecuados para ganar a Parker por puntos.

 

Su mayor victoria: Wladimir Klitschko. La pelea que dejará una imagen para la historia. El veterano ucraniano (64-4) experimentó como la cabeza abandonaba su cuerpo por culpa de un duro gancho ascendente de Joshua. Aun así, aguantó la embestida y llegó a poner en apuros a ‘AJ’. Sin embargo, en el undécimo round, 90 mil espectadores vieron como el árbitro paraba la pelea y Joshua ganaba por TKO.

 

Josua venció a Klitschko por “Technical Knockout” / Getty Images

 

Su próxima presa: Deontay Wilder. Después de la victoria ante Parker, a Joshua solo le queda un título por conseguir. Y éste está en manos de Wilder, el ‘Bombardero de Bronce’. Las hazañas del estadounidense también generan mucho respeto. 40 victorias, 39 por nocaut e invicto como Joshua. En su último combate venció con problemas al todopoderoso ‘King Kong’ Ortiz. En el décimo asalto soltó un latigazo derecho, mostrando una vez más que la técnica no siempre gana. Todo el mundo espera que los dos titanes se enfrenten próximamente para decidir, de una vez por todas, quién manda en la categoría: el estilo desenfadado del bombardero o la destreza y poder de ‘AJ’.

 

Tras la retirada de Mayweather, no hay discusión de que los pesos pesados son, hoy por hoy, la categoría más animada del boxeo. YAJ’ es, sin duda, la flamante guinda. La nueva generación del peso completo.