Entre la multitud de nombres que parecen destinados a relevar a la dupla Messi-Cristiano en la lucha por el balón de oro hay uno que parece ganar fuerza cada año que pasa. Siempre detrás de los Neymar, Mbappé o De Bruyne, Kinglsey Coman avala su candidatura con un palmarés que se asemeja al de las grandes estrellas. Con tan solo 21 años de edad, ha conquistado ya seis ligas nacionales, además de dos copas y tres supercopas.

 

La champions es la gran ausente en esta inmaculada lista, pero no sería descabellado pensar que en mayo ya no sea así. El Bayern se ha colado en las semifinales tras derrotar al Sevilla, y es serio candidato a hacerse con el título. Cabe recordar que el talentoso extremo ya llegó a al final en 2015, cuando militaba en la Juventus, pero la perdió ante el Barcelona de la MSN.

 

El francés tiene la posibilidad de conseguir su primera orejona esta temporada / Youtube: Football Buddy

 

El talento del joven francés le ha permitido a vestir la camiseta de Les Bleus hasta 15 veces. Su buena temporada en el Bayern puede fácilmente llevarle al mundial de Rusia, ya que su polivalencia puede ser un factor muy importante. Su posición fetiche es la de extremo, pero puede ejercer también de ‘9’ o de mediapunta. Si consigue llevar a su país a lo más alto 20 años después, su valor se revalorizará en gran medida.

 

A nivel individual, Coman estuvo a punto de ganar el Golden Boy en 2015, pero lo perdió ante su compatriota Anthony Martial. Ese mismo año el extremo francés había conseguido ser el máximo asistente de la Champions League, y sin ser titular indiscutible en la Juventus. Un dato que dice mucho sobre su gran talento de pase.

 

Coman tiene serias posibilidades de colarse en la lista de la selección francesa para el Mundial / F.C.Bayern

 

Este año Coman ha ayudado al Bayern de Munich a continuar con su espléndida racha en la Bundesliga. Ya son seis ligas consecutivas, con el francés en la plantilla en la mitad de ellas. A las tres ligas con el coloso alemán se suma un Scudetto con la Juventus y dos ligas francesas con el PSG. Seis ligas en seis años hacen pensar que tener al joven extremo es una garantía de imponerte en el ámbito nacional.

 

Además, antes de poner rumbo a Munich en la temporada 2015-2016 disputó un partido en la Serie A con la Vecchia Signora, que perdió 0-1 ante el Udinese. Esa temporada la Juventus conquistó la liga italiana, con el francés habiendo participado, aunque irrisoriamente, en ella. Por tanto, ese scudetto podría sumarse también al gran palmarés del extremo francés, que sumaría así siete ligas en seis años.

 

Un gran admirador de la calidad que atesora la perla de París es su entrenador Jupp Heyckness, que le ha nombrado sucesor de Franck Ribery, extremo titular del Bayern des de hace más de una década. Sin embargo, sus 35 años obligan a pensar ya en un sustituto de garantías, y el entrenador alemán cree que Coman está capacitado de sobra para dicha tarea. Además de nacionalidad, comparten posición y estilo de juego, y Coman ya conoce los mecanismos de juego del conjunto bávaro, en el que lleva tres años y se desenvuelve como pez en el agua.

 

Fotografía de portada: Fox Deportes