El Stuttgart anunció el pasado lunes el fichaje de una de las grandes revelaciones de la liga: Pablo Maffeo. El veloz carrilero que encadenaba tres cesiones seguidas en el Girona ha puesto ya rumbo a Alemania, poniendo así fin a su etapa en el club catalán. El Manchester City, que tenía los derechos del jugador, aceptó una oferta del Stuttgart por 10 millones de euros.

 

Maffeo ha sido una de las sensaciones de esta temporada, el éxito del Girona no se entiende sin sus jugadas por el carril derecho. Su velocidad es su mayor arma y ofensivamente lleva mucho peligro para la defensa rival. Capaz de sortear contrarios con gran facilidad y con un guante a la hora de pasar y centrar, no es de extrañar que el ataque de su club se construya desde sus botas en muchas ocasiones.

 

Pablo Maffeo entrenando con la selección española / SEFutbol

 

Además, el barcelonés desempeña también labores defensivas, y lo hace con solvencia. Cierra muy bien los espacios y también lo hace bien cuando el rival ataca en estático. Quedará para la historia el espectacular marcaje al hombre que le hizo a Leo Messi en Montilivi. Se impuso el Barcelona pero el astro argentino no pudo estar cómodo en el campo en ningún momento. Maffeo puede presumir de ser uno de los pocos que han podido parar al 10 del Barcelona.

 

Todas estas cualidades le han llevado a ser internacional con la sub-21 en repetidas ocasiones, y ahora también a que el Stuttgart desembolse 10 millones para hacerse con sus servicios. Sin embargo, no todo es positivo para el carrilero, ya que no lo tendrá fácil para ganarse la titularidad en Alemania.

 

Pavard se ha curtido en Alemania hasta convertirse en internacional / redcafe.net

 

Lo cierto es que el lateral derecho del nuevo club de Maffeo tiene nombre y apellido, Benjamin Pavard. Si el barcelonés ha sido la revelación en España, el francés es su análogo en Alemania. Sus brillantes actuaciones con tan solo 22 años han llevado a su equipo a ser séptimo en la competición doméstica tan solo un año después de haber vuelto a la élite. Su capacidad de anticipación, su gran juego aéreo y su calidad a la hora de la salida del balón le han llevado a ser admirado por muchos. Uno de ellos es Didier Deschamps, que ha decidido premiar su gran temporada con un billete para el mundial de Rusia. Haberse colado en una lista de la cual se han caído jugadores como Laporte, Lenglet o Koscielny dice mucho sobre su calidad.

 

Esta situación podría deparar en un problema para Korkut, entrenador del  Stuttgart, que contará con dos jugadores de enorme talento para tan solo una posición. El francés y el español tendrán que competir al máximo para lograr la titularidad. Puede partir con algo de ventaja Pavard por el hecho de estar ya acostumbrado al equipo, pero Maffeo también querrá decir la suya. Ambos han demostrado de sobra su calidad en una espectacular temporada avalada por unos muy buenos números.

 

Infografía: estadísticas sobre Maffeo y Pavard durante la campaña 2017-18 / Elaboración propia

 

Claro está que a Korkut no le gustará tener que sentar de forma obligada a uno de los dos jugadores. Un entrenador siempre quiere sacar al campo toda la calidad de la que dispone, y no contar con Maffeo o Pavard sería un inconveniente. La solución a dicho problema puede radicar en la versatilidad del francés, que puede jugar de central si conviene. No sería de extrañar que la temporada que viene lo haga de forma regular para cederle el lateral a Maffeo. Otra opción sería reconvertir al catalán en extremo. Su desborde y su velocidad se lo permitirían, pero tendría que mejorar su tiro a puerta.

 

Fotografía de portada: OptaJean